5 consejos para lograr una Producción Audiovisual exitosa.

Antes de comenzar, detente unos minutos y piensa en tu comercial favorito de televisión. ¿Recuerdas qué fue lo que hizo que te gustara? Pues para que ese comercial te cautivara o te hiciera sentir algo, tuvo detrás un arduo trabajo.


Producir un vídeo en una agencia de publicidad va más allá de tomar una cámara, grabar, editar y luego publicarlo en redes sociales. La gran mayoría de comerciales o spots que vemos en medios de comunicación y redes sociales tiene detrás un largo proceso de trabajo que puede llevar desde días, semanas y hasta meses para que vea la luz.




Por eso hoy te quiero compartir algunos consejos que seguimos en Birth para tener una producción audiovisual exitosa.


1. EL STORYBOARD ES TU ALIADO:

Aunque parezca una locura, hoy en día todavía existen productores que no acostumbran hacer uso del storyboard. Muchas veces, por falta de tiempo, porque no saben dibujar y porque es un proceso laborioso.

Y sí, es un proceso complejo si no tienes aptitudes de dibujante, pero, hoy en día incluso con fotografías puedes hacer un storyboard comprensible, bien hecho y funcional.

Es importante entender que el Storyboard es la base de tu producción, es la guía visual y es la primera fase de la conceptualización de lo que quieres comunicar con tu vídeo. Funciona bastante para aterrizar encuadres y perspectivas, pero, sobre

todo, te da una idea mucho más clara de lo que verás al momento de entrar en la fase de post producción.


A nivel comercial también tiene un uso muy importante. Al ser la referencia visual del vídeo, el storyboard le da una idea mucho más clara al cliente de lo que será el producto final, inspirándole confianza.


Y finalmente, hacer uso de un storyboard le ahorra tiempo y un sinfín de dolores de cabeza al editor de la producción, definitivamente te lo agradecerá muchísimo.


2. EL SCOUTING: MATERIALIZA LA IDEA:


Este quizás es uno de los puntos más importantes de toda producción realizada en una locación. Hacer scouting funciona para conocer qué herramientas tenemos disponibles y con cuáles no contamos. Conocer el espacio donde vas a rodar es fundamental para saber el número de personas que vas a necesitar ese día, la hora del llamado al staff, el equipo que debes llevar, el tipo de iluminación, cables, conectores, etc. Pero también, esta fase de la pre producción funciona para situarte en todos los escenarios posibles, desde el escenario ideal en el que cuentas con todo lo que necesitas hasta el más catastrófico en donde las dificultades parecen ser más que las bondades del lugar.


Recuerda que tener conocimiento del lugar donde harás la producción ayudará a anticiparse a cualquier situación que ocurra en medio de la grabación, así que, si tienes la oportunidad de hacer una visita al lugar previo al día del rodaje, considera este un paso obligado.



3. PLASMA TU ESTILO SIN ARRIESGAR DE MÁS:


Es muy común que cuando estamos detrás de una cámara el Cristopher Nolan o Stanley Kubrick que habita dentro de nosotros quiera salir en medio de una producción para probar ciertas tomas que quizás no son necesarias dentro de nuestra grabación.


Si bien, como lo dije antes, el storyboard es la guía visual de nuestro vídeo, hay ocasiones en que existe espacio para probar tomas o perspectivas dentro de nuestra producción. Tu misión aquí es detectarlas y analizar si vale la pena probar algo nuevo que represente un valor agregado para tu vídeo.


Si bien, siempre buscamos crear productos que nos diferencien del resto también debemos entender que esas grandes diferencias no siempre se encuentran en la complejidad de un plano o en realizar una toma imposible, a veces la diferencia se encuentra en la simplicidad.


4. RESPALDA TU INFORMACIÓN:


Este punto ya no debería ser considerado consejo sino una obligación. Respaldar tu información es crucial dentro de una producción y no solo hablo del almacenamiento de los archivos.


Al momento de grabar, siempre es importante tener un par de tomas extra de cada tiro y más si estás grabando acciones a cuadro, por ejemplo, una entrevista.



A menos que seas perfecto o perfecta, todas tus tomas saldrán en el primer tiro, pero esto no pasa tan seguido, es por eso que se recomienda tener dos o tres tomas de una misma escena para evitar fallas de audio, algún ruido externo colado y lo más importante, la intención de lo que estamos grabando. Puede que, en la primera toma, el entrevistado se equivocó, titubeó u omitió algún detalle importante del guión, es entonces que nuestras tomas de respaldo toman mayor valor.


Aunque a estas alturas hablar de un disco duro externo para respaldar tus archivos puede ser algo que pudiéramos omitir, pero no está de más recordarlo. Hoy en día puedes encontrar discos duros de buena capacidad de almacenamiento a precios bastante accesibles en tiendas como Amazon y Mercado Libre que pueden acoplarse a tu presupuesto, así que opciones existen. Una inversión que además de salvarte en una emergencia, te ayudará a crearte el hábito de ser organizado y responsable con tu material.




5. LA PACIENCIA Y LA CONFIANZA SON LA CLAVE DE TODO:


Trabajamos en una industria muy complicada. Trabajamos con ideas, personas y puntos de vista, algo que irónicamente, como seres humanos nos llega a conflictuar muchísimo.


Es por eso que este último consejo es la clave de todo. Hay situaciones en medio de una producción que pueden poner a prueba nuestro carácter y templanza; la visión del cliente, cambios imprevistos dentro de la grabación, el cansancio y el estrés propio de la producción son algunas de las cosas que pueden ocurrir. Mi consejo es: ten paciencia.


No existe la producción perfecta y en ocasiones ocurren cosas que no están dentro de nuestro control, apóyate en tu equipo cuando sientas que algo no va bien, escucha sus opiniones porque probablemente ellos vean algo que tú no has podido ver y ayudará a refrescar tu visión del proyecto para retomar el camino, si es que lo has perdido.


Un equipo conformado con personas que confían en tu trabajo y que, a la vez, tu confías en ellos hace la diferencia al momento de rodar cualquier producto audiovisual.


BONUS TRACK:


Este último consejo es uno muy personal y por esa misma razón no lo enliste con los demás.


Cuando sientas que el estrés, la presión y el mar de cambios te agobien al punto de querer tirar la toalla, recuerda que cada producto audiovisual que realices lleva una parte de ti. Suena cursi pero no hay nada más real que eso.


Se lleva parte de tus ideas, se lleva parte de tu esfuerzo y talento, además de tu estilo y tu creatividad.


Vale la pena recordar esto cuando veas tu vídeo en la televisión, en redes sociales, en un comercial de YouTube o donde sea. Y aunque eso no pague la renta ni tus deudas, la satisfacción de ver tu trabajo en cualquier lugar, así sea por 30 segundos o 10 minutos, sin duda le regresa todo el valor a cada uno de nuestros proyectos.





Escrito por: Juan Carlos Jiménez Fernández - Integrante del área de Producción Audiovisual en Birth Group.


Comentarios, dudas y reclamaciones: equipoeditorial@birth.com.mx






Si te gustó esta columna, también te podría interesar👇:

Tecnología y Creatividad, su relación actual y las estrategias creativas



50 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo