Para crear e innovar, hay que hacerlo bien

En términos creativos, cada problema es una oportunidad, o al menos eso queremos creer para no entrar en pánico y lograr encontrar la mejor solución ante un problema o determinada situación. Sin embargo, esto no sería posible sin los dos términos más concurridos en pasillos de agencias y en nuestro día a día: innovación y creatividad.


Y es que son literalmente la base del pastel, el punto de nieve necesario para hacer el hojaldre, pues si no comunicamos de forma llamativa seremos Dory en un océano lleno de tiburones, ¿por qué?

“Porque una persona puede llegar a recibir de entre 2.000 a 5.000 mensajes publicitarios diarios desde que se levanta”.


Por eso hay que hacerlo bien, ya que todos somos creativos, pero no todos podemos innovar a nivel comunicación, y para poder hacerlo, se necesita un proceso que lleva consigo una investigación sobre el mercado al que nos dirigimos y nos enfrentamos, llegando de esta manera a una planeación objetiva y clara que nos determine por donde lanzar la jugada y lograr impactar de manera efectiva. Esto nos da mayor seguridad de que vamos a guiar los esfuerzos creativos y de comunicación por el mejor camino, para tener un final feliz en donde el “ganar- ganar” cobra vida.


Porque tener un mensaje creativo no significa que es el mensaje correcto dirigido a la persona correcta. Para innovar, crear e idear necesitas tener procesos creativos que te lleven a salir de la caja, a abrir el panorama y a reinventarte cada día como persona y como profesional. Estos procesos te permitirán ver de manera diferente algo que es común y cotidiano para el resto, hasta el punto de volverlo una idea única.


Es por eso que partiendo de elementos existentes como fuente de inspiración puedes llegar a conseguir el tan deseado “efecto wow” que buscas generar en los clientes y en el target, así que para lograrlo debes:

1. Tener el objetivo claro

2. Realizar un planteamiento estratégico sólido

3. Tener buen ojo, mente abierta y un cerebro receptivo

4. Sentir pasión por lo que haces

5. Dejar el miedo de proponer y reinventar


Porque ya todo existe, ya todo está inventado, pero tú tienes el poder de transformarlo y reimaginarlo, solo basta con cerrar los ojos para agudizar otros sentidos o salir a caminar un momento para darnos cuenta que la vida misma nos habla y nos inspira, que todo tiene un lenguaje y una manera de comunicar, por eso es esencial estar receptivos a cada señal para encontrar la manera exacta de comunicar.



Créditos: María Camila Rincón Cifuentes - Copywritter en Birth Group.


137 vistas1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo