top of page

En caso de emergencia, póngase la mascarilla de oxígeno antes de apoyar a otros

Actualizado: 7 sept 2023

Recientemente, me puse a pensar en esta instrucción que hacen en las aerolíneas y cómo este razonamiento, que me parece lógico para un avión, me cuesta trabajo aplicarlo en la vida laboral.


Primero comencemos con el porqué debes ponerte primero la mascarilla. El racional es simple: si falta el oxígeno, puedes desmayarte rápidamente. Entonces, es mejor ponerte a salvo para que, de esa manera, puedas ayudar a tus seres queridos. Si quisieras hacerlo al revés, probablemente ambos terminarían desmayándose. Aunque mi instinto paternal y primer impulso sería proteger a mis seres queridos, el argumento me parece lógico, por lo que haría caso a la instrucción de ponerme a salvo primero.


Traslademos ahora esto mismo al ambiente laboral: para varios líderes es algo "normal" o por lo menos recurrente vivir con estrés, no cuidar las comidas o postergar el ejercicio, entre otras cosas que dejamos de lado por la vorágine del día a día.


Al asumir una posición importante de liderazgo, muchas veces ponemos a los colaboradores, empresa y objetivos por delante, pero justamente olvidamos ponernos primero la mascarilla de oxígeno para estar a salvo y poder ayudar a los demás. La cuestión es que, mientras mejor estemos nosotros y entre más buenas prácticas implementemos, mejor será nuestro desempeño y mejores decisiones podremos tomar.


No olvidemos que nuestro equipo refleja nuestras actitudes y tipo de liderazgo, por lo que cuidar de nosotros como cabezas de área es un beneficio para el equipo en lugar de un acto egoísta, como podría pensarse de primera mano.



Escrito por Chucho Fernández - Operations VP en Birth Group

chucho@birth.mx


Comentarios, dudas y reclamaciones: equipoeditorial@birth.com.mx


75 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page