top of page

Comunicación estratégica y su impacto en el employer branding

De todas las decisiones que tiene una organización, la comunicación estratégica ha adquirido una relevancia trascendental en la actualidad. Gracias a esta práctica, las organizaciones pueden fortalecer su imagen, crear sinergia y alcanzar sus objetivos.


Para el employer branding, esto no es algo ajeno, sino todo lo contrario, pues sus beneficios son altamente valorados actualmente. Esto se debe a que la comunicación interna como externa, tiene efectos positivos en las estrategias y en las relaciones interpersonales de cualquier organización, logrando una conexión entre la filosofía de las empresas y el ADN de los colaboradores que forman parte de ella.


El employer branding permite construir y gestionar la reputación de las marcas empleadoras. Esto ayuda a definir la propuesta de valor que, a través de la cultura organizacional, logrará generar experiencias positivas y significativas para cada integrante de la organización.


Dile “sí” a la comunicación estratégica


La principal directriz de la comunicación estratégica se enfoca en planificar, desarrollar y ejecutar comunicaciones efectivas entre los clientes internos y externos de una organización. Esto implica tres acciones vitales: (1) definir los públicos, (2) desarrollar mensajes clave y (3) diseñar/seleccionar los canales de comunicación adecuados.


Cuando las organizaciones logran un desarrollo óptimo en materia de comunicación, obtienen los siguientes beneficios:


  • Desarrollo de una imagen positiva de la empresa empleadora

  • Ampliación de la propuesta de valor del empleador (EVP)

  • Medición del impacto de las iniciativas de employer branding en los objetivos de la marca

  • Aumento de la percepción de valor de la empresa por parte de los clientes externos

  • Crecimiento del valor social y de la responsabilidad ecológica


Dile “no” a la comunicación improvisada


El employer branding es el “qué” y el “por qué” de la comunicación relacionada con los colaboradores, mientras que la comunicación estratégica define el “cómo” en las organizaciones. Por ello, se requiere de profesionales del área, sistemas, tecnologías y procesos sistemáticos que, en conjunto, permitan una sinergia organizacional.


Por esta razón, es fundamental evitar las malas prácticas en comunicación como:

No realizar acciones de comunicación estratégica sin un departamento ni una estructura profesional de la comunicación organizacional.


No poseer una cultura organizacional coherente y significativa para los públicos internos y externos.


No tener métricas y sistema de inteligencia de datos que permita a la organización optimizar sus recursos y esfuerzos de comunicación.


"La comunicación estratégica es la verdadera tarea del liderazgo", y esta puede marcar la diferencia entre una organización exitosa y una organización que solo intenta “vender".





Dr. Oscar Meléndez Zárate

54 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page